5 Tips para preparar el mejor pollo frito

Se te hará agua la boca de sólo leerlos

Su exterior crujiente y carne suave y jugosa por dentro son irresistibles casi que para cualquiera. Cada quien lo prepara a su manera dependiendo de su experiencia, los secretos que conozca y los datos que su familia le haya heredado. Pero nosotros conocemos un par de trucos que pueden ayudarte a realzar aún más tu propia receta.

¿Estás listo? ¡Nosotros sí!

  • 1. Rebana las pechugas sabiamente

Así sea que hayas comprado el pollo ya picado o que lo cortes tú mismo, asegúrate de rebanar las pechugas en mínimo dos pedazos, máximo tres. ¿Por qué? Es común que el pecho del ave tarde más en freírse debido a su tamaño y grosor. Muchas veces la pechuga se saca de la freidora antes de tiempo porque la piel se ve dorada y lista, pero su interior queda crudo. Picándola en varios pedazos evitas ese error y puedes dejarlos freír durante el mismo tiempo que el resto del pollo. Esta técnica asegurará la perfección interna y externa de tus pechugas.

  • 2. ¡No más papel toalla para remover el exceso de grasa!

Cuando erróneamente “secamos” nuestro pollo frito con papel toalla, lo que realmente estamos haciendo es robarle su efecto crujiente y fresco. Estamos de acuerdo contigo, sí hace falta extraer aceite extra que se atasca en la piel del ave, pero lo recomendable es dejarlo reposar sobre una bandeja de metal o de alambre por un par de minutos justo antes de comerlo. De esa forma su valiosa textura se mantendrá intacta.

  • 3. Sumerge el pollo en una marinada

¡Es súper fácil de preparar! Sólo necesitas una bolsa plástica en donde agregar 1 taza de agua, ¼ de sal (tipo kosher para un resultado óptimo), ¼ de azúcar granulada y las especias de tu preferencia, esas que te aconsejan tu mamá y abuela. A continuación meterás el pollo picado en la bolsa plástica y lo dejarás enfriando por un día. Si tienes tiempo sigue este consejo y verás cómo el sabor de tu pollo frito se potencia por mil.

  • 4. Añade vodka a tu marinada

Sólo hace falta que le agregues una onza. Suena sospechoso, pero el resultado es increíble. Las propiedades de esta bebida destilada disminuyen el efecto gluten, creado al unirse el agua con la harina, provocando que la piel del ave se espese. Quiere decir que el vodka permite que la cubierta de tu pollo frito quede más suave, menos grasosa y súper crujiente.

  • 5. Fríelo dos veces

Si lo que más te encanta del pollo frito es su textura ultra chasqueante, entonces está será tu sugerencia favorita. Para preparar el pollo más crujiente del mundo vierte los pedazos del ave en la freidora por el tiempo que acostumbras cocinarlos, luego sácalos, déjalos reposar por cinco minutos y vuelve a freírlos por dos minutos más. Otro dato, si alguna vez preparaste de más y deseas comerlo al día siguiente, es freírlos nuevamente antes de disfrutarlos. Créenos, su textura será irresistible.

Ahora que ya saben nuestros secretos para preparar el mejor pollo frito del mundo, compartan los suyos con nosotros y nuestra comunidad.