LA IMPORTANCIA DE LA FRESCURA DEL POLLO

Descubre las ventajas de comerlo fresco

Si estás leyendo este blog es porque te encanta el pollo tanto como a nosotros. Pero es importante comprender la importancia de consumirlo en su periodo de óptima frescura. La conservación adecuada del pollo, por ende de sus propiedades, dependerá en gran parte de lo fresco que se logre preservar.

Para que el pollo retenga perfectamente todos sus nutrientes, recomendamos congelarlo a una temperatura mínima de 5 grados centígrados. Así, el ave retendrá sus bondades por un promedio de 7 a 10 días. Refrigerarlo a una temperatura mayor a ésa, por ejemplo, a 10 grados centígrados, resultaría en su rápida descomposición notándose mal olor y superficie limosa en tan solo un par de días.

¿Cuáles son las propiedades del pollo que buscamos aprovechar?

  • Sus proteínas son buenísimas para el fortalecimiento muscular.

  • Los nutrientes de esta ave vigorizan nuestros huesos.

  • Contiene selenio, mineral que potencia el metabolismo y sistema inmunológico.

  • Su complejo b protege nuestro sistema nervioso.

  • También contiene fósforo, que beneficia los huesos, riñones e hígado.

Siempre mantén el pollo fresco y bien refrigerado para que obtengas éstos y muchos otros atributos alimenticios cuando disfrutes tu platillo de pollo favorito.