LOS BENEFICIOS DE CAMINAR 30 MINUTOS DIARIOS

Los resultados son fascinantes

La excusa #1 de quienes no hacen ejercicio es “no tengo tiempo”. Piensan que ejercitarse significa dedicar varias horas del día entrenando en el gimnasio. Pero por suerte, existe una actividad física simple, gratis e increíblemente beneficiosa para tu cuerpo que sólo exige 30 minutos de tu día a día: caminar. ¡Se acabaron los pretextos baratos!

Si actualmente no te ejercitas regularmente y le temes a la mera idea de hacerlo, empezar a caminar es un excelente primer paso hacia una vida más saludable. Subestimar sus resultados es el primer gran error de muchos. A continuación te explicamos por qué.

 

¿Qué puedes lograr caminando 30 minutos diarios?

Mejorarás tu circulación sanguínea

Caminar propicia el flujo adecuado y constante de sangre en el cuerpo. Mejor tránsito de sangre = más oxígeno = más energía. Dile chao a esa molesta sensación de cansancio.

Tonificarás tu cuerpo

Dar caminatas fortalece, sobre todo, los músculos de las piernas y glúteos. Pero sin constancia no hay victoria, tenlo en cuenta.

Combatirás la osteoporosis

Al caminar vigorizas la densidad de tus huesos. Por ende, tus posibilidades de padecer osteoporosis en el futuro se aminoran.

Reducirás las probabilidades de sufrir un infarto

Se sabe que una de las principales causas de los ataques cardíacos es la insuficiente actividad física. Según los expertos de la revista médica “The Lancet”, 2,000 pasos diarios a velocidad moderada (20 minutos) disminuye un 8% el riesgo de infarto en grupos de riesgo.

Quemarás calorías

Caminar te hace sudar calorías de manera calmada, pero eficiente. Consecuentemente, reduce los niveles de colesterol.

Evitarás lesiones

Trotar es un excelente deporte, por ejemplo, pero si no se toman las precauciones necesarias puede afectar la columna y rodillas a largo plazo. Caminar no provoca las lesiones que sí son probables al practicar ejercicios de alto impacto.

Liberarás endorfinas

Las endorfinas son sustancias naturales sintetizadas por el cerebro. Las puedes producir al caminar, ya que es una actividad física que expulsa el estrés de tu cuerpo y te brinda una sensación de autorrealización.

Ayudarás a tu cerebro

Estudios realizados por el doctor Kirk I. Erickson de la Universidad de Pittsburgh, comprobaron que el 82% de los adultos mayores sometidos a su experimento, y que caminaron 20 minutos diarios, evitaron la contracción cerebral. Adicionalmente, aumentaron a un 2% el volumen de su hipocampo, una importante región del cerebro relacionada con la memoria.

¿Qué más puedes pedir? Caminar no cuesta nada, te permite estar en contacto con la naturaleza y le brinda un sinfín de increíbles beneficios a tu vida. “Empezar el otro lunes” está prohibido. Ponte unas zapatillas cómodas y sal de casa hoy.